Saltar al contenido

Análisis de Carrera F1: GP de Brasil 2018

Dejando a un lado las opiniones personales, toca hablar de datos.

Si quieres ver mi valoración personal sobre el encuentro entre Ocon y Verstappen, el quinto título de Mercedes o la debacle de Ferrari, te dejo el siguiente enlace:

Ver Opinión de Carrera

Estrategias y Neumáticos

Así fue el reparto de estrategias durante la carrera:

El sobrecalentamiento de neumáticos y el blistering volvió a sorprender a los equipos, lo que propició esa diversidad en las estrategias.

De hecho, cada equipo optó por una estrategia diferente. Esto, sumado a que algunos tuvieron una entrada a box “gratis” que no les costaría perder posición, propició este reparto en el número de paradas:

Prácticamente un tercio de los pilotos hicieron dos paradas, cuando se anunció previamente que una parada era lo más eficaz. Sin embargo, esto ya no nos sorprende, porque no es la primera vez que la alta degradación sorprende a todos.

El año pasado nos quejábamos de lo poco que se degradaban y parece que ahora algunos se quejan de que se degradan demasiado. Pero bueno, ¡para polémicas ya están los artículos de opinión!

Volviendo al tema. Vemos que, a pesar de que las gomas no duraron tanto como esperaban, el neumático superblando se utilizó más que el blando:

Puedes pensar que, como muchos tuvieron que salir con el superblando, es normal que se den más vueltas con él que con el blando. Porque, además, era mejor opción cambiar después al medio por la incertidumbre.

Pero normalmente, si esta degradación es tan alta, se cambia rápidamente y no se dan tantas vueltas con el más blando de los tres. Quedó patente la desconfianza que tenían todos sobre el rendimiento del neumático amarillo. Y eso lo podemos ver en la mayor tanda que se dio con cada uno:

Estas mayores tandas las hicieron con el neumático de salida. Habiendo 9 pilotos que empezaron con el blando y 10, con el superblando. Es decir, con igualdad de condiciones.

Tan solo 2 vueltas más de durabilidad del blando respecto al superblando con la diferencia de rendimiento que tienen, no merecía la pena.

Y, por eso, se dieron más vueltas con el superblando que con el blando:

Evolución de Carrera

Como siempre, empezamos por el famoso lapchart:

No nos podemos quejar con los cambios de posición.

Sumando que los pilotos estaban muy cerca entre sí y la diferencia de estrategias que hemos visto, prácticamente durante toda la carrera hubo tensión en algún punto.

Y lo más sorprendente es el gran cruce en las primeras posiciones, que suele ser la parte más estable de la tabla.

Si nos centramos en ellos, ésta fue la distancia que les separaba durante toda la carrera:

Como puedes ver, entre la vuelta 40 y la 44 (accidente de Verstappen con Ocon), Hamilton se iba alejando cada vez más de Verstappen. Y cuando el británico tomó el liderato, Max fue recortando vuelta a vuelta.

Algo parecido le pasó también a Ricciardo. Hasta la vuelta 25, aproximadamente, fue aumentando su distancia respecto el primero por culpa del tráfico. Cuando hizo su última parada (vuelta 40), empezó a remontar vuelta a vuelta.

Viendo estos datos, está claro que no hay nadie con mejor chasis que Red Bull. En Brasil o México fue fundamental la aerodinámica y demostraron tener más ritmo que nadie. ¿Conseguirán victorias con un motor Honda de F1?

Por otra parte, tenemos la impresionante evolución de tiempos en todos los equipos:

En las últimas vueltas, Vettel fue mucho más rápido que Kimi y Bottas, que Hamilton. Gracias a que ambos entraron a cambiar gomas, por supuesto.

Otro hecho que llama la atención es la similitud de tiempos entre Ricciardo y Verstappen. Pareció que Verstappen era el piloto más rápido, pero la diferencia con Ricciardo estuvo en la salida.

Y la gran polémica: ¿realmente Ocon era tan rápido como para poder desdoblarse?

Estos son los tiempos de ambos comparados:

Es evidente que el Force India fue más lento que el Red Bull. Sin embargo, justo antes del choque Ocon fue más rápido que Verstappen y se mantuvo detrás de él durante dos vueltas, hasta que decidió tirarle el coche para intentar adelantar. El final lo conocemos todos.

Mejor Vuelta y Sectores

Como no podía ser de otra forma, la vuelta rápida se la llevó uno de los hombres de arriba que entró a cambiar gomas en las últimas vueltas. En este caso, Valtteri Bottas:Seguido de Vettel, que fue otro que puso otros neumáticos para los últimos giros.

Y de los que hicieron una parada, tenemos a los Red Bull como absolutos ganadores. 1º Ricciardo y 2º Verstappen.

Muy bien Carlos Sainz y Leclerc, cuyos compañeros no pudieron terminar la carrera y eso afectó a su mejor tiempo, como lógico.

Haas sigue peleando con Force India en la parte media. McLaren y Toro Rosso, los peores.

Para que entendamos mejor dónde destacó cada uno, si en zona revirada o en rectas, éste es el circuito de Brasil (foto de F1):

El primer y último sector son parecidos: rectas y curvas rápidas. El segundo, mucho más revirado.

Mientras que Ricciardo, Bottas y Vettel siempre son los tres de arriba, los Force India bajan mucho el rendimiento en el segundo sector:

Del resto, está todo muy equilibrado. Especialmente por lo corto que es el circuito.

Velocidades Máximas

Lo recuerdo para quien se haya perdido otros análisis. Se miden las velocidades al final de cada sector y en el punto de mayor velocidad del circuito.

En la imagen anterior del circuito puedes ver dónde están todas estas trampas de velocidad.

Éstas son las velocidades máximas de cada piloto:

Al estar muy junto el final del tercer sector (línea de meta) y la trampa de velocidad, se ve que las velocidades son prácticamente iguales. Incluso es más alta la velocidad en el paso por línea de meta gracias al rebufo.

Además, el primer sector también termina al final de una recta, por lo que prima es la potencia del motor F1.

El final del segundo sector es una curva de velocidad media-alta seguida de unos metros de recta. Por eso, la cilindrada del motor de los F1 no es tan importante.

Pero como he dicho al principio, la aerodinámica es protagonista en este circuito. De ahí que las tablas de las velocidades máximas no estén dominadas por los motores Mercedes.