Saltar al contenido

Opinión de carrera F1: Francia 2019

Coincidirás conmigo en que no fue la carrera más entretenida del mundo. Y mucho menos en la ¿lucha? por la victoria. El dominio de Mercedes y, más concretamente, de Hamilton hizo que la carrera estuviese ya sentenciada desde las primeras vueltas.

Sin embargo, si echamos la vista un poco más atrás, vemos que en la zona media todo está cambiando. En gran medida, gracias a la liberalización de potencia del motor Renault.

Aunque parezca mentira, nos quedan cosas interesantes que comentar, como siempre.

La zona alta no es más que una escalera

Por mucho que parecía que Red Bull iba a mejorar con este nuevo reglamento aerodinámico y con el progreso de la Unidad de Potencia Honda, por mucho que Ferrari traiga novedades y digan solucionar los problemas, esto sigue igual que siempre. O peor.

Estos tres equipos están en diferentes escalones de la escalera que supone la zona alta de la parrilla. Escalones tan altos, además, que después de más de cinco años, ninguno ha podido subir al siguiente.

Y si teníamos alguna esperanza de que los dos señores del escalón más alto peleasen entre sí, éstas ya se las está llevando el aire.

He tardado dos Grandes Premios en confirmarlo, pero resultó que Mónaco fue un punto de inflexión para este mundial. Primera carrera en la que Mercedes no consiguió un doblete y Bottas no ha podido hacer frente a Hamilton desde entonces.

La situación que nos queda ahora es una Mercedes con el título de constructores prácticamente sentenciado a falta de casi dos tercios del mundial y un Hamilton que, por estas fechas el año que viene, puede que esté acariciando ya un séptimo título mundial que le pondrá a la altura del gran Michael Schumacher.

La balanza en la zona media se va decantando

Si la zona alta es una escalera con los escalones bien definidos, parece que la zona media es una balanza con los equipos motorizados por Renault en un lado y, el resto, en el otro.

Empezó este mundial y parecía que todos los equipos iban a estar a un mismo nivel, con luchas por los puntos los domingos y por pasar a Q3 los sábados.

Pero, de repente, antes de la sexta carrera del calendario, Renault arregló los problemas de fiabilidad de su motor y liberó toda la potencia.

Esto provocó que la escudería Renault y McLaren, en su lado de la balanza, se quitasen un enorme peso de encima y ascendiesen a un nivel mucho más alto que sus rivales del otro platillo.

Racing Point dio ligeras esperanzas, pero no encadenan dos Grandes Premios buenos.

Alfa Romeo consiguió en Francia un gran resultado gracias a Kimi, puesto que la estrategia de Giovinazzi al tener que salir con los blandos fue un desastre. Y ése es el resumen de su campeonato: Kimi rascando unos puntos por encima de sus posibilidades y que les sirven para ser 7º en el mundial de constructores.

Haas cada vez va a peor, con una situación que ya ni puedo entender. Mucho se culpó a sus pilotos (yo incluído), pero solo terminando solo por delante de los Williams en Paul Ricard, creo que el problema de rendimiento es ya mucho más grave. Además, están 9º en el mundial, solo por delante de Williams también.

Por cierto, si la zona media es una balanza decantada, me temo que los Williams ni siquiera se acordaron de subir a alguno de los platillos.

Una vez más, la polémica por las penalizaciones y el reglamento

No podía pasar por alto la doble penalización a Ricciardo por su maniobra al adelantar a Norris cuando éste tenía el problema hidráulico que le condicionó el final de carrera.

La primera fue por abandonar el circuito y reincorporarse de manera insegura, obligando a Norris a salirse fuera. Entiendo que la FIA buscó, sobre todo, coherencia con la sanción que aplicó a Vettel en Canadá, dejando claro que el reglamento se va aplicar a rajatabla.

Dicho esto, no me parece que la reincorporación de Ricciardo sea tan insegura, porque me da la sensación de que Norris se sale del circuito cuando aún tenía bastante espacio dentro, aunque el hecho de tener que cambiar la trazada en medio de la curva le empujase hacia fuera.

Y la segunda penalización fue por adelantar a Kimi aprovechando una ventaja en los saltándose los límites del circuito. En este caso, creo que esos límites del circuito no le daban una ventaja como tal, porque ese exterior del circuito no suponía poder saltarte una curva ni nada parecido; de hecho, por esa zona teóricamente se perdería ventaja por estar mucho más sucia.

Sin embargo, también es cierto que así ganó el interior para la siguiente curva y, de haber intentado adelantar por la izquierda de Raikkonen (dentro del trazado) en vez de por la derecha, quizá habría tenido que levantar el pie del acelerador ligeramente y hubiese perdido parte de la velocidad que llevaba.

Al final, después de saber la penalización y ver las onboards, sigo pensando lo que pensé en el momento que se anunció la investigación: yo no hubiese penalizado, pero entiendo que se haga con el reglamento en la mano.