Saltar al contenido

Red Bull maximiza daños en los peores circuitos

Después de las últimas dos carreras que hemos tenido, cualquiera podría pensar que Ferrari vuelve a tener un coche capaz de competir por un mundial, solo que ha su rendimiento ha llegado un poco tarde. Pero bajemos los pies a la tierra: Ferrari ha ganado porque hemos tenido dos carreras en circuitos de alta velocidad.

De hecho, ésta es la razón por la que Mercedes es el líder indiscutible, porque es capaz de luchar por carreras en cualquier circuito, ya sea Monza o Mónaco. Sin embargo, Ferrari no ha demostrado (al menos, de momento) ser capaz de competir con Mercedes o Red Bull en circuitos revirados y de mucha carga aerodinámica. Situación exactamente igual pero invertida a la de Red Bull, que desaparecen en circuitos de baja carga.

En Spa la clave estuvo en que Verstappen tuvo que abandonar tras la primera curva y Albon salía desde muy atrás, por lo que no iba a poder luchar con los tres de arriba. Pero ojo, porque Verstappen hizo su mejor vuelta a más de un segundo de la pole.

Y, aunque es un poco difícil saber exactamente qué ritmo hubiesen tenido en Monza porque tuvieron que lidiar con tráfico durante toda la carrera, coincidirás conmigo en que tuvieron una carrera bastante “descafeinada”.

Estamos acostumbrados a que Verstappen haga un festival de adelantamientos cuando sale desde atrás, metiéndose en zona de puntos en las primeras vueltas. Pero esta vez tuvo otro toque que le obligó a entrar y condenó aún más su carrera:

Además, ambos volvieron a acusar los problemas que tienen en la salida con el embrague, quedándose muy atrás cuando su mejor baza para no perder tiempo era ganar posiciones en los primeros metros.

Visto así, puede parecer que Verstappen no lo hizo tan mal, sino que fue Albon el que apenas remontó. Sorprendentemente, hasta tuvo mejor ritmo que Max:

Excepto con el tráfico de las primeras vueltas y su lucha con Sainz, podemos ver que Albon fue igual en la primera mitad de la carrera e incluso superior en la segunda. Personalmente, diría que Albon cumplió en Spa, y ahora incluso pudo correr al nivel de Verstappen (aunque éste tuviese que perder más tiempo adelantando); esta vez, parece que Red Bull acertó subiéndolo al primer equipo.

Por si a alguno le sorprende tanto esto que cree que tuvieron distintas estrategias, te dejo la gráfica en la que se ve que tienen estrategias idénticas:

De hecho, Verstappen salió con los medios pero los cambió a blandos en la primera vuelta, por lo que él tenía unos nuevos en la primera tanda.

En cualquier caso, estuvieron lejos del ritmo de los Mercedes, por ejemplo, quienes les sacaban un segundo vuelta tras vuelta:

Y lo mismo pasa si lo comparamos con Ferrari, lógicamente, aunque cuando Leclerc tenía los duros desgastados y Albon tenía los medios más nuevos sí que fueron similares los tiempos:

Tan malo fue el primer stint con blandos de los Red Bull, que más bien se asimilaba al de Renault, que lideraba la zona media:

Es evidente que les queda aún mucho en lo que trabajar para ser un equipo constante como Mercedes, sin mencionar que para mí, Honda no ha pasado esta prueba para demostrar que realmente tienen un motor a la altura.

Ahora le quedan a Red Bull unas carreras que deberían aprovechar al máximo, como Singapur y México, en las que probablemente veamos a los Ferrari sufriendo como ellos lo hicieron en Monza, pero de aquí solo se han llevado 12 puntos y Ferrari 25 con la victoria de Leclerc. Veremos a qué distancia se quedan en el mundial de constructores al final, pero parece que ya están fijas las tres primeras posiciones: Mercedes > Ferrari > Red Bull.

Artículos de «Entendiendo la F1»: