Saltar al contenido

Ricciardo y Renault: A la conquista de la cima

Ricciardo decidió a mitad de temporada que en 2019 correría con Renault, acompañando a Nico Hulkenberg. Algo que sorprendió a todo el mundo, incluyendo a los líderes de Red Bull.

Y mientras que mucho le llamaron loco, después la mayoría aprobó su decisión tras el anuncio de que Honda sería el proveedor de motores para Red Bull Racing en 2019.

¿La mejor opción o la menos mala?

Como ya comentaba el otro día, dudo mucho que la alianza de Red Bull con Honda para 2019 sorprendiese a muchos dentro del equipo. Y menos aún a Ricciardo.

Mercedes con sus dos pilotos fijos más Ocon de reserva y Ferrari con su alineación también completa, dejaban a Ricciardo con dos opciones si quería luchar en la parte alta: Red Bull o Renault.

Sin embargo, estas opciones eran muy distintas.

Por una lado, la opción de Red Bull era la de la incertidumbre. Saber que vas a tener el mejor chasis de la parrilla, sin duda, pero un motor que no ha dado pruebas reales de estar a la altura de esta F1 actual.

Y por otro, la opción más conservadora y segura: Renault. Un equipo que, aunque no tiene el mejor chasis ni el mejor motor, tienen un motor que es suyo. Es decir, solo dependen de ellos mismos.

La historia lo dice: Renault siempre llega a la lucha

Ésta ha sido la posición final de Renault en cada temporada de F1:

Lo que suelen hacer, como ves, es estar varias temporadas de adaptación, mejorando cada vez más los resultados, hasta que llegan arriba.

Personalmente, creo que el año que viene quedarán cuartos como mínimo.

Y según estén las cosas en Ferrari con la reestructuración de su directiva, y la incertidumbre de Red Bull con el motor Honda, puede que luchen en varias ocasiones por podio.

Lo que no esperaría es que vayan a plantar cara a Mercedes. Su motor está muy por encima y han demostrado que saben aguantar todo el campeonato a un alto nivel, aprendiendo de sus errores y mejorando carrera a carrera.