Saltar al contenido

Albon y su estreno eficiente

Después de un parón veraniego que algunos aprovecharon para descansar y otros, para negociar, llegábamos al circuito de Spa-Francorchamps expectantes del rendimiento de Albon y su inevitable comparación con el de Gasly.

Desgraciadamente, no había posibilidad de que luchase en la parte alta por la penalización que le obligaba a salir último y tampoco pudimos comparar sus tiempos con los de Max Verstappen, puesto que éste apenas aguantó una curva.

Pero lo que sí pudimos hacer es comparar su capacidad para pelear en pista y adelantar, la que, supuestamente, fue la principal causa del descenso de Gasly a Toro Rosso. Y vaya perlitas nos dejó.

Vale, tenía un coche claramente mejor que los pilotos a los que adelantó y Red Bull fue con una configuración de baja carga aerodinámica que les permitió ser rápidos en rectas, facilitando el adelantamiento. Por eso mismo me quiero quedar más con ciertos aspectos más allá de los propios adelantamientos.

Lo primero de todo, que era su estreno en una escudería top después de llevar 12 carreras con otro coche; porque, por mucho que se parezcan, tienes que adaptar tu pilotaje a la dinámica del nuevo coche. Y lo segundo, que sigue siendo su primer año en esta categoría, con el hándicap de inexperiencia eso conlleva.

Así y todo, supo gestionar a la perfección la carrera, una de las cosas más complicadas en la F1 actual. Ni consumió ni degradó de más, adelantó eficaz como si llevase años en esto, supo mantener la calma cuando tocaba calcar tiempos y apretó cuando se tenía que hacer.

Es evidente que por una sola carrera es imposible concluir si es el piloto que necesitan en Red Bull, si va a conseguir más puntos que Gasly o cualquier cosa así, pero las sensaciones que dejó fueron francamente buenas. Nos regaló adelantamientos en plena curva por fuera donde nadie se atrevió, supo mantener la calma y gestionar las jugadas de “perro viejo” de Pérez, al que terminó adelantando por el césped y terminó firmando un 5º lugar sorprendentemente bueno, aunque también es verdad que sin los abandonos de Verstappen o Norris no hubiese llegado hasta ahí.

Los que me escuchen también en el podcast «técnica formula 1 con el gran Raúl Molina, ya sabrá que Albon me parece un tipo muy distinto a otros como Kvyat; lo veo mucho más humilde, con mejor gestión de la presión y mucho más flexible para adaptarse a situaciones como la que le ha venido ahora. 

Para mí, muy merecido ese 2º puesto en las votaciones para piloto del día (solo tras Norris). Tengo ganas ya de verlo partiendo desde las primeras posiciones, a ver qué tal se le da medirse mano a mano con los mejores.

Artículos de Entendiendo la F1: