Saltar al contenido

Opinión de «F1: Drive to Survive», documental de Netflix

Formula 1 la emoción de un grand prix

Aunque no es el tipo de artículos que suelo hacer, hoy quiero dejarte mi opinión sobre el documental de Netflix “F1: La emoción de un Grand Prix” (título en español), donde se trata la temporada 2018 de Fórmula 1.

Espero que te haya dado tiempo a verlo; y si aún estás pensando si verlo o no, que te ayude a decidirlo.

Tampoco me quiero extender mucho, solo tratar los temas más interesantes o controvertidos, quizá.

¿Para todo el mundo o para aficionados de la F1?

Creo que ésta es la primera pregunta que se hace un aficionado a la hora de ponerse a verlo, si merecerá la pena invertir su tiempo en un documental de Netflix sobre Fórmula 1, por si solo hablará de cosas que ya ha visto durante el año.

Es decir, si es un documental para aficionados a la categoría o para gente más ajena.

Me ha parecido que han intentado cubrir ambos flancos y lo han conseguido bastante bien. No puedo decir a ciencia cierta si a alguien que nunca ha visto la F1 o no siguió la temporada 2018 le interesará y podrá seguirla. Pero desde el punto de vista de un aficionado, puedo decir que me gustó.

El principal interés está en saber qué pasó detrás de las cámaras, lógicamente. Porque, al fin y al cabo, lo que pasó en la pista lo pudimos ver a lo largo de la temporada.

Entiendo que a veces se traten temas que un aficionado a la F1 ya sabría de sobra porque son necesarios para quienes sean más nuevos en esto. Y, además, no se hace nada repetitivo o pesado. Los capítulos duran 30 minutos y la gran mayoría de esos minutos me parecieron interesantes o necesarios.

Verstappen vs Ricciardo

Como esto es un artículo de opinión, te diré que yo siempre he sido más de Ricciardo que de Verstappen, por sus estilos dentro y fuera de la pista. Entonces, me ha gustado que aparte de la rivalidad entre estos dos, el documental se haya centrado más en Ricciardo que en Verstappen (entendiendo que no se podía abarcar todo).

El duelo en sí me ha parecido maravilloso, no solo recordando las peleas que hubo en pista, sino porque te acerca un poco más a las emociones que sentían los pilotos en cada momento. Sobre todo, cuando Ricciardo ya se estaba pensando dejar Red Bull.

Lo que sí me faltó y que estuve esperando durante todo el documental fue ver las reacciones en las entrañas de Red Bull en el GP de México, donde Ricciardo le robó la pole a Verstappen en el último momento. Creo que eso tuvo que ser un auténtico show, pero que no pudimos ver en Netflix y desconozco los motivos.

Red Bull vs Renault

Otro duelo muy distinto fue el de Abiteboul con Horner.

Antes del documental, no sentía especial simpatía por Abiteboul; y por Horner, todo lo contrario a simpatía. Después de verlo, tengo que decir que Abiteboul me cae bastante bien, mientras que Horner, incluso peor que antes.

Entiendo perfectamente que en las negociaciones cada uno tiene que mirar por sus propios intereses. Y más aún si se trata de temas tan grandes como pilotos o Unidades de Potencia de F1. Por eso, respeto profundamente la labor profesional de Horner, por supuesto.

Lo que no me gusta tanto es la actitud que suele llevar, con sus gestos y manías. Pero bueno, al final, todos somos distintos en ese aspecto y a cada uno le cae bien un tipo de persona.

Haas, feo por fuera y bonito por dentro

Ésa es la sensación que me deja el equipo americano. Y lo mismo opino de Steiner.

Aunque siempre se ha sabido que es un equipo con un coche increíblemente rápido para el presupuesto que tienen, me daba la sensación de que no tenían la actitud que se necesitaba.

Steiner siempre estaba poniendo excusas sobre los malos resultados o sobre los fallos tontos de sus pilotos, pero me gustó ver el espíritu de equipo que tiene y que ve la realidad, solo que intenta defender a los suyos de cara a las cámaras para no mermarles aún más la moral. O, al menos, eso quiso que viésemos.

En cuanto a sus pilotos, sigo creyendo que Grosjean está en serios problemas por su baja autoestima o moral, algo que le puede costar muy caro, y más pronto que tarde. Magnussen, en cambio, creo que es todo lo contrario: se cree más de lo que realmente ha llegado a ser, de momento.

La gran polémica de Force India

Antes de que viese el capítulo en el que se habla de la difícil situación de Force India, para el equipo y para los pilotos, leí una serie de comentarios en los que se criticaba duramente que se criminalizase a Pérez para favorecer a Ocon.

Desde donde yo lo veo, sí que se pinta a Pérez como “el niño rico” y a Ocon como el “humilde luchador”, por decirlo de alguna manera. Aunque también es cierto que se dice claramente que el dinero de Pérez viene de que consiguió acuerdos con patrocinadores, no de que fuese él un niño rico y se comprase su asiento.

Lo que sí me gustó del tema Ocon fue que se enseñase que peleó mano a mano con Verstappen en las categorías inferiores. Y mientras que ahora, uno está en Red Bull, el otro ni siquiera tiene asiento en F1.

Conclusión

Resumiendo: el documental me gustó mucho y espero que tener otro el año que viene.

A veces se tira demasiado de “comercialismo” y de imparcialidad para hablar mejor del piloto que le dedicó más tiempo a grabar. Pero, en parte, esto es algo inevitable para que lo pueda ver más gente y sean rentables este tipo de producciones.

Solo he tratado algunos temas y muy por encima, porque hay otros muy interesantes, como la relación Sainz-Alonso, la vida que se lleva fuera de la F1, la situación financiera de Force India…

Vamos, que tiene mi aprobado.