Saltar al contenido

Cómo saber si se está frenando bien con los datos y la telemetría

El pedal del freno debe seguir un patrón contrario al del acelerador. Es decir, puedes darle un pisotón fuerte al freno al principio de la frenada, pero luego hay que ir levantando poco a poco.

Si no saber por qué, aquí tienes la explicación completa de esto 👇

Análisis básico

Vaya por delante que para saber por qué se está jugando así con el pedal del freno, lo mejor es hacer un análisis contextual con más gráficas que expliquen qué está pasando en el resto del coche.

En cualquier caso, hay que empezar sabiendo detectar los fallos básicos.

Por ejemplo, el «típico titubeo» con el pedal:

Como siempre, tenemos en color la gráfica que queremos analizar y en gris tenemos otra de referencia. Y como puedes ver, la frenada de referencia ahí es mucho mejor: se pisa, se mantiene y se va levantando poco a poco.

Además, se nota claramente que se pisa más fuerte que en la vuelta de referencia. En este caso, habría que ver si eso provocó que se bloqueasen las ruedas y por eso se levantó levemente le pie. O si se pudo frenar más fuerte en la vuelta de referencia, que significaría que en ambas vueltas se cogió la curva más lento de lo que se podría.

Y si pasamos a la segunda frenada, vemos un par de cosas mucho más sutiles, pero interesantes. La primera, un pequeño escalón antes de llegar al pico de frenada:

Es muy interesante el hecho de que se llega hasta el nivel de la vuelta de referencia y luego se vuelve a pisar un poco más.

Una vez más, si comprobamos que no se han bloqueado las ruedas, esto puede significar que en ese punto el pedal se endurece demasiado o que el piloto no pisa con la contundencia que debería.

Y luego, cuando se empieza a soltar el pedal, nos encontramos con un pequeño escalón:

Fíjate en que se empieza a levantar el pedal de la misma forma que en la vuelta de referencia, pero aquí se mantiene unas milésimas y luego se termina de levantar. En cambio, en la vuelta de referencia no se hace esto y al final se tiene que mantener ligeramente abajo antes de levantar del todo.

¿Conclusión? Habría que ir levantando aún más suave o mantenerlo abajo más tiempo; se tendría que estudiar con el resto de gráficas.

Contextualizar es la clave

Como has podido ver, se pueden sacar muchas conclusiones con una única gráfica, pero lo verdaderamente interesante es hacer el análisis en contexto. Al menos, con el resto de gráficas que componen el dashboard básico del pilotaje.

¿No sabes cómo es este dashboard? Aquí lo tienes en ocho minutos 😉

¡Fórmula 1 para futboleros!