Saltar al contenido

Gráfico del pedal del acelerador

Cuando queremos ver qué tal ha sido el pilotaje en una vuelta, una de las principales gráficas que hay que mirar es la del acelerador.

Como en casi todos los gráficos que dependen del piloto, normalmente es más revelador si se compara con otra vuelta. Aun así, más vale tener claro qué pinta debería tener ese gráfico y por qué.

Cómo es el gráfico de aceleración

Para que lo veas un poco más claro, te pongo el ejemplo con zoom, en el que la línea verde corresponde a la vuelta que queremos analizar y la gris, a la de referencia:

Ojo, que el gráfico representa la posición del pedal del acelerador, no lo rápido que va el coche o lo que está acelerando. Es decir, cuando está en el 100, significa que el piloto lleva el pedal a fondo y cuando está en 0, que no lo está ni tocando.

En este caso, vemos cómo empieza acelerando a fondo (Throttle = 100), hasta que baja directamente hasta el 0, para luego subir de paulatinamente hasta el 100. Algo que se vuelve a repetir.

Como ves si te fijas en la línea verde, puedes ver que la segunda aceleración es mucho más regular que la primera. Es decir, es mejor. Ya verás por qué.

¿Por qué el gráfico del acelerador es así?

Las dos claves que tenemos que analizar es por qué se suelta el acelerador de golpe y por qué se aprieta poco a poco.

La primera es fácil. Se suelta de golpe el acelerador porque cuando lo haces, lo que pasa es que el motor deja de mandar el par hacia las ruedas (simplificando el asunto). Por lo tanto, se dejaría rodar libres a las ruedas.

Pero, ¿por qué no se acelera a fondo directamente? Porque aquí la cosa es distinta. En los coches de carreras, podríamos decir que «el motor tiene más potencia de la que los neumáticos se pueden permitir».

El mecanismo de agarre entre el neumático y el asfalto tiene un límite, de tal forma que, si aceleras demasiado brusco, los neumáticos patinarán, porque con esa velocidad de giro que le induce el motor, no da tiempo a que se rompan y creen los enlaces moleculares.

Si no sabes qué es esto de los enlaces moleculares, en este artículo sobre el blistering lo explico fácilmente con ilustraciones. Y no, no hace falta ser químico o ingeniero para entenderlo 😉.

¡Fórmula 1 para futboleros!