Saltar al contenido

Para qué sirve el análisis de datos en coches de competición

El análisis de telemetrías o, más concretamente, el análisis de datos en coches de competición cada vez está más de moda. De hecho, cada vez están más de moda los datos en general.

El caso es que para la mayoría de aficionados o incluso para equipos y pilotos, este mundo aún es un poco complejo. Tanto, que no entienden hasta qué punto esto puede ayudar.

Así que, la idea de este post es que cualquiera pueda entender a rangos generales por qué es tan importante analizar bien los datos de los coches.

1. Afinar pilotaje

Lo primero, sin duda, es analizar cómo está conduciendo el piloto.

Gracias a los datos recogidos por los sensores del coche, se puede saber exactamente qué ha hecho el piloto en cada punto de cada vuelta.

Esto probablemente sea lo más conocido. Eso sí, lo que no es tan conocido es cómo saber por qué el piloto ha hecho eso.

Me explico. Es muy típico, incluso entre los simracers, el dashboard en el que se ven los cambios de marcha, el giro del volante y la posición de los pedales. Es decir, lo que el piloto controla. Pero esto rara vez te puede servir para saber por qué está haciendo eso el piloto.

Por eso, la gracia de un análisis exhaustivo del pilotaje va mucho más allá. Y por eso es conveniente profundizar y no quedarse en ese análisis tan superficial.

2. Ajustar el setup

Ya sabes que en este deporte no solo vale con que el piloto lo haga bien, sino que el coche tiene que responder como se espera. Para eso, todos los coches de competición tienen la posibilidad de hacer ciertos ajustes en las suspensiones, los alerones y, sobre todo, en los neumáticos (entre otros).

Pues con los datos puedes saber cómo se está comportando cada pieza del coche; según los sensores que tengas, claro. Y con ello, analizar qué debes modificar en la configuración de tu coche para mejorarlo.

3. Establecer estrategias de carrera

Curiosamente, aunque el pilotaje y el coche sean los mejores, siempre hay carreras que se pierden por culpa de una mala estrategia.

Sé que el gran público está acostumbrado a ver carreras de F1 donde apenas hay una o dos paradas, pero imagínate en las carreras de resistencia en las que se llega a correr durante 24 horas.

Puede que tengas unos pilotos y unos coches mejores, pero si por culpa de una mala estrategia pierdes tiempo cada vuelta o paras en box más veces que tus rivales, perderás la carrera.

Gracias a un buen análisis de los datos, no solo se consigue que se pare en las vueltas adecuadas, sino que se puede ajustar el setup y el pilotaje para que al final tengas la estrategia ganadora.

4. Análisis a tiempo real

Este análisis a tiempo real sirve fundamentalmente para dos cosas:

  • Saber que el coche y el piloto están bien
  • Saber que la estrategia va bien

Para lo primero, más vale tener un buen sistema de telemetría (si se puede) que envíe los datos de temperaturas, presiones y demás al equipo.

Y para lo segundo, aunque parezca que también es necesario un sistema que mande los datos a tiempo real, puede bastar con ir apuntando los tiempos a mano.

Como podrás entender, si el único dato que tienes es el tiempo por vuelta, tu análisis a tiempo real va a estar mucho más limitado, pero aun así te puede valer para ver si hay que adaptar la estrategia de carrera inicial.

Con el software de Lebalap, por ejemplo, podemos hacer un reajuste de la estrategia simplemente con los tiempos por vuelta, el nivel de combustible (al que siempre tiene acceso el piloto) y los datos que hayamos sacado en prácticas o simulación.

5. ¡Lo que se necesite!

Aunque esos son los cuatro pilares fundamentales del análisis de datos, las posibilidades son tan infinitas como los problemas que puedan surgir.

Para que te hagas una idea, se pueden utilizar para predecir el rendimiento del coche parametrizando circuitos y utilizando machine learning (inteligencia artificial), se pueden hacer ajustes estadísticos para estudiar la fiabilidad de piezas sometidas a cualquier esfuerzo, o se pueden establecer estrategias de campeonatos completos teniendo en cuenta el handicap que se aplica a los que ganan en algunas competiciones.

Todo eso te pueden dar los datos, amigo mío. Lo único que ellos te piden a cambio es que los trates bien.

¡Fórmula 1 para futboleros!